97.5 Fm en "Vivo"

DESDE EL VIGÍA- MÉRIDA – VENEZUELA

Aliados

Aliados

Estudio de Comunión 97.5 fm en"Vivo"

Chat

Te damos lo que quieres Escuchar. 

Facebook

Síguenos…….

Temas Varios

Te damos lo que quieres Escuchar. 

Ponte al día

La adhesión a Cristo y a su Iglesia (Marcos 9, 38-43. 45. 47-48)

En el Evangelio de hoy Jesús insinúa que su Persona y su Iglesia tendrían oposición. En efecto, ante la consulta del apóstol Juan responde indicando dos grados de adhesión a él y a su Iglesia y dos grados de oposición: “No hay nadie que obre un milagro invocando mi nombre y que luego sea capaz de hablar mal de mí. Pues el que no está contra nosotros, está por nosotros”.

Obrar un milagro invocando el nombre de Jesús es el grado máximo de adhesión a él. Es el grado de adhesión que han tenido los santos canonizados por cuyo medio Dios ha obrado milagros. Es el grado de adhesión que tenía Pedro, después de haber recibido el Espíritu Santo en Pentecostés. Lo demuestra sanando al tullido que le pedía una limosna en la puerta del templo: “No tengo plata ni oro; pero lo que tengo, te lo doy: En nombre de Jesucristo, el Nazareno, echa a andar” (Hech 3,6). El que hace un milagro en el nombre de Jesús habla bien de él, como lo hacía Pedro, incluso ante las autoridades judías que le prohibían hablar en el nombre de Cristo: “No hay bajo el cielo otro nombre dado a los hombres por el que nosotros debamos salvarnos” (Hech 4,12). El grado máximo de oposición a Cristo es hablar mal de él.

El otro grado de adhesión a Cristo consiste simplemente en no estar contra su Iglesia. Jesús ha definido su Iglesia diciendo a sus discípulos: “Donde están dos o tres reunidos en mi nombre, allí estoy yo en medio de ellos” (Mt 18,20). Y les promete: “Yo estoy con vosotros todos los días hasta el fin del mundo” (Mt 28,20). Por eso, si primero habla de invocar “su nombre”, ahora usa el pronombre “nosotros” incluyendo a sus discípulos: “El que no está contra nosotros, está a favor de nosotros”. No se puede separar a Jesús de su Iglesia. Muchos que hoy día dicen: “Jesús sí; la Iglesia no”, en realidad están también negando a Jesús. Él mismo diría: “Están contra nosotros”.

Jesús define la condición del discípulo no sólo por la unión con él, sino también por la pertenencia a él: “ser de Cristo”, y promete recompensará a quien contribuya con su Iglesia aunque sea mínimamente: “Todo aquel que os dé de beber un vaso de agua por el hecho de que sois de Cristo, os aseguro que no perderá su recompensa”. En cambio, amenaza severamente a quien ponga obstáculo –escandalice- a quien tiene una fe confiada: “Y al que escandalice a uno de estos pequeños que creen, mejor le es que le pongan al cuello una de esas piedras de molino que mueven los asnos y que le echen al mar”.

Nuestro tiempo en gran medida ha perdido el sentido del pecado y la conciencia de su gravedad. El pecado pone a quien lo comete en estado de condenación eterna. Jesús llama a ese estado “la gehenna” y la define como un lugar donde “su gusano no muere y el fuego no se apaga”, es decir, de inextinguible sufrimiento moral –el gusano- y físico –el fuego-. Y expresa la gravedad del pecado repitiendo tres veces (indica una doctrina firme) que más vale perder un miembro en esta tierra que ceder al pecado: “Si tu mano te es ocasión de pecado, córtatela... Y si tu pie te es ocasión de pecado, córtatelo... Y si tu ojo te es ocasión de pecado, sácatelo...”. La razón es clara: Más vale entrar en la Vida (en el Reino de Dios) manco o cojo o ciego que ser arrojado a “la gehenna” con todos esos miembros.

Felipe Bacarreza Rodriguez Obispo de Santa María de los Ángeles (Chile)

San Lino y Santa Tecla
San Lino, papa, sucesor de San Pedro. Nació en Valterra; convertido en Roma por San Pedro. Se cree comúnmente que es el autor de Martirio de San Pedro y San Pablo y de las Disputas del Apóstol con Simón el Mago, aunque éstas han sido muy adulteradas por los herejes en siglos posteriores, a decir de San Belarmino, Roma, 67. Santa Tecla: En el año 48 llegaron a Iconio San Pablo y San Bernabé, en su segundo viaje misional. Iconio, ciudad floreciente todavía, tenía en el comienzo del cristianismo una importante colonia judía. Un poco antes de entrar en ella —dice una de las más antiguas leyendas hagiográficas del cristianismo—, los dos apóstoles encontraron un hombre, que se postró delante de ellos y los invitó a hospedarse en su casa. Se llamaba Onesíforo. Pablo le siguió, y al llegar a la puerta, todos le recibieron con este saludo: "Bienvenido seas, servidor del Dios verdadero". El apóstol entró, rompió el pan, dobló las rodillas y habló acerca de la continencia y la resurrección. Este relato no tiene nada de inverosímil, puesto que Onesíforo pudo conocer a San Pablo en sus años de Tarso. Diariamente —continúa la leyenda— Pablo predicaba en la casa de un amigo con las puertas abiertas. Y había enfrente una casa grande y rica, y en la casa una joven hermosa, que no se cansaba de escuchar su palabra. Día y noche se la veía clavada a la ventana, sin pestañear, sin comer, sin moverse un instante. Tenía el nombre de Tecla, vivía con su madre Teoclia y con frecuencia iba a visitarla un joven, llamado Tamiris, a quien había sido prometida en matrimonio. Alarmada por la actitud de su hija, que seguía junto a la ventana en actitud de éxtasis, Teoclia llamó a Tamiris con urgencia, pero ni la venida del joven pudo sacarla de aquel extraño arrobamiento. En consecuencia, Pablo fue denunciado como embaucador y hechicero. Se le condenó y se le llevó a la cárcel. Tecla entonces salió de su casa, y soltando los aros de oro que rodeaban sus brazos, se los dio al portero. A la puerta de la cárcel se acordó de que llevaba un espejo de plata para comprar al carcelero. Entró rebosante de alegría, y sentada a los pies del prisionero, escuchaba horas y horas las grandezas de Dios. El amor de Tamiris se trueca en odio, la misma madre se hace acusadora de su hija delante del gobernador; Pablo es flagelado y desterrado; en la playa se enciende una inmensa hoguera para castigar a su discípula, pero Tecla se salva milagrosamente, huye en busca del hombre que le había enseñado la ciencia de la vida, e iluminada por la promesa de las bienaventuranzas, recorre el mundo presa de una embriaguez divina. ¿Qué hay de verdad en todo esto? Es difícil contestar, pero es un hecho que la figura de la virgen de Iconio ilumina y perfuma las primitivas comunidades cristianas. Se relatan sus visiones, sus raptos, sus viajes; se habla de su belleza y su sabiduría; se la presenta como la personificación viviente de la doctrina predicada por San Pablo. No obstante, parece como si la realidad se perdiese en el laberinto de la fábula. Desde principios del siglo II corre la novela de Los viajes de Pablo y Tecla, urdida con piadosos discursos, esmaltada de prodigios extravagantes, henchida de sucesos inverosímiles. Se dice que San Juan, que dirigía aún las iglesias asiáticas, protestó; y Tertuliano asegura en su libro De baptismo, cap. 17, que su autor, un sacerdote, fue despojado de su dignidad. Más tarde, San Jerónimo, coloca entre los apócrifos Ios viajes de Pablo y Tecla y toda la fábula del león bautizado" (De viris illustribus, VII). No obstante, el apócrifo recorre el mundo en todos los lugares orientales, y la imagen de Tecla sigue brillando esplendorosa en el amanecer del cristianismo. Los mártires la invocan en las llamas, su sabiduría es celebrada en todo el Oriente, y los Padres de la Iglesia griega cantan sus virtudes y sus triunfos. "A ella —dice San Metodio en el Banquete de las diez vírgenes— la más bella y florida de las coronas, porque brilló sobre todas en el heroísmo de la virtud", y el mismo San Jerónimo, que catalogaba su leyenda entre los apócrifos, cree que había en ella algo de verdad, puesto que, al terminar su carta a Eustoquio, evoca el día de la partida, "en que María avance hacia el alma triunfadora y Tecla se apresure radiante para abrazarla", y en su Crónica, en el año 376, recuerda que Melania llegó a Jerusalén, "donde sus virtudes hicieron de ella una nueva Tecla". Por la vida de San Martín sabemos que el Santo recibía frecuentemente la visita de Inés, Tecla y María, así como de los apóstoles Pedro y Pablo. El centro del culto de la "protomártir semejante a los apóstoles", estaba en Meriamlik, cerca de Selefkie o Seleucia. La basílica de la Santa, uno de los más concurridos santuarios de la antigüedad, era una construcción monumental, magníficamente decorada. Bajo el templo se encontraba la gruta en que Tecla habría terminado su vida antes de desaparecer tras de la roca, que se cerró para ocultar su cuerpo. Lo propio de este culto es que en él falta la tumba. San Basilio, en el libro de los Milagros, nos habla de las impresiones de los peregrinos del siglo V. "Uno ensalza el esplendor de las fiestas, otro la inmensa multitud de los visitantes, otro el gran número de Ios obispos, otro la elocuencia de los oradores, otro la belleza de la salmodia, otro la concurrencia de los fieles a los oficios de la noche, otro la magnificencia de las ceremonias, otro la piedad de los asistentes, o los apretujones de la multitud, o el calor sofocante, o el oleaje de los que entran y salen, los gritos, las disputas, el desorden y hasta las disputas por ocupar los primeros puestos durante la celebración de los santos misterios." Entre los milagros que nos cuenta el obispo de Seleucia hay algunos que nos recuerdan casos parecidos de los templos paganos, como este que antaño se había atribuido a Asclepios: "Una madre presenta ante la Santa a su hija, que estaba a punto de perder un ojo; la lleva al parque de las aves, y mientras la niña juega con ellas, un ganso le pica en el ojo enfermo. Hubo gritos y lamentos, pero pronto pudo verse que el ave había hecho reventar un abceso, con lo cual la paciente sanó rápidamente". El poder de la Santa atraía peregrinos de todas las regiones del Imperio. Allí se postró Gregorio de Nacianzo; allí se presentó muchas veces Tarasio, corresponsal de San Isidoro de Pelusio; allí llegó también, en 415, la monja española Eteria, que oró junto al martyrium, y mandó luego que la leyesen las actas de la Santa. Jerusalén tenía también su iglesia de Santa Tecla, situada en Bethfagé; la tenían también Antioquía y Constantinopla, y en Chipre había cinco localidades con el nombre de Hagia-Thekla, con ferias el 24 de septiembre, que era, según los calendarios orientales más antiguos, el día de su fiesta. En 1320, el brazo de la Santa, lo único que había quedado al desaparecer detrás de la roca, fue trasladado de Armenia a Tarragona, cuya catedral está consagrada a su memoria. De aquí el culto que se le rinde en el Levante español. Un primitivo de la escuela levantina, tal vez Jacomart, representa a San Martín hablando con Nuestra Señora, con Santa Tecla y Santa Inés, inspirándose en el relato de Sulpicio Severo.
San Andrés Fournet, Fundador
Este santo cuando era estudiante firmaba paradójicamente sus libros con esta frase: "Andrés, que nunca será ni religioso ni sacerdote". Sin embargo no sólo fue sacerdote sino que fundador de religiosas. Nació cerca de Poitiers (Francia) en 1752. Al empezar sus estudios de filosofía en Poitiers, perdió el poco fervor que tenía y se dedicó a una vida mundana y de continuos paseos y fiestas y bailes. Pero todo esto le dejaba un vacío inmenso en el alma y una insatisfacción completa y horrible. Sin consultar a ninguno de su familia entró de militar. Sin embargo, tuvo que pasar unas semanas con un tío sacerdote, y en compañía de este hombre de Dios, fue que tuvo la oportunidad de dedicarse a los estudios eclesiásticos, a la oración y la meditación. Fue ordenado sacerdote y enviado como ayudante de su tío el párroco. En 1789, cuando estalló la Revolución Francesa, se asesinaron a miles de católicos y se persiguió sin compasión a todos los sacerdotes. El Padre Andrés tuvo que esconderse , ya que los guardias de la revolución lo buscaban por todas partes. Cuando huyó a España, tuvo la suerte de encontrar una mujer con grandes cualidades para la vida religiosa, Santa Isabel Bichier, y con ella fundó la Comunidad de Hermanas de la Santa Cruz, que se llaman también, hermanas de San Andrés. Él fue hasta su muerte el director espiritual de esa comunidad. Se cuenta que, un día que a Las Hermanas les faltaba harina para poder hacer la cantidad de pan necesaria, San Andrés bendijo un poco de harina y de ella se pudieron hacer muchísimos panes. Tenía el don de saber aconsejar muy bien. Murió el 13 de mayo de 1834.
San Pío de Pietrelcina
El padre Francesco Forgione nació en Pietrelcina, provincia de Benevento, el 25 de mayo de 1887. Sus padres fueron Horacio Forgione y María Giuseppa. Creció dentro de una familia humilde, pero como un día él mismo dijo, nunca careció de nada. Fue un niño muy sensible y espiritual. En la Iglesia Santa María de los Ángeles, la cual se podría decir fue como su hogar, fue bautizado, hizo la Primera Comunión y la Confirmación. También en esta misma Iglesia fue donde a los cinco años se le apareció el Sagrado Corazón de Jesús. Más adelante empieza a tener apariciones de la Virgen María que durarían por el resto de su vida. Ingresó a la Orden de los Frailes Menores Capuchinos en Morcone en enero de 1903. El día anterior de entrar al Seminario, Francisco tuvo una visión de Jesús con su Santísima Madre. En esta visión Jesús puso su mano en el hombro de Francisco, dándole coraje y fortaleza para seguir adelante. La Virgen María, por su parte, le habló suave, sutil y maternalmente penetrando en lo más profundo de su alma. Fue ordenado sacerdote el 10 de agosto de 1910 en la Catedral de Beneveto, y en febrero de ese año se estableció en San Giovanni Rotondo, donde permaneció hasta su muerte, el 23 de setiembre de 1968. Recursos sobre San Pío de Pietrelcina: Dones extraordinarios Primeros estudios Primera bilocación Ordenación Sacerdotal Los estigmas de Cristo Santa Sede investiga Sanación milagrosa Su proyecto más grande en la tierra Su muerte

Expertos destacarán la figura de San José en 39º Jornadas de Historia de la Iglesia en Chile
, 22 Sep. 21 (ACI Prensa).- Las 39º Jornadas de Historia de la Iglesia en Chile, que se realizarán el 23 y 24 de septiembre, destacarán dos hechos de la Iglesia local relacionados con San José.
Arquidiócesis prepara el corazón para la fiesta patronal de la Virgen de la Merced
, 20 Sep. 21 (ACI Prensa).- Los distintos decanatos de la Arquidiócesis de Tucumán preparan el corazón para festejar a su querida patrona, Nuestra Señora de la Merced, el próximo 24 de septiembre.
Camino a un nuevo aniversario patrio de Chile, Obispo alienta a ser portadores de la paz
, 16 Sep. 21 (ACI Prensa).- Con motivo del 211º aniversario de la Junta Nacional de Gobierno que dio paso a la independencia de Chile, el Obispo de Valparaíso, Mons. Jorge Vega, presidió un Te Deum en el que alentó a las personas a ser portadores de la paz.

- Alfonso V. Carrascosa / ReL
50 años de la Facultad de Comunicación de la Complutense: revelamos sus orígenes católicos

La Facultad de Ciencias de la Información de la Universidad Complutense de Madrid cumple 50 años. El pasado 2 de mayo recibió esta institución la Medalla de la Comunidad de Madrid precisamente por su papel pionero en el desarrollo del periodismo español.

En las celebraciones de esta efeméride recuerdan que la Reina Letizia estudió allí, hace 25 años, y que le han hecho alumna de Honor. También nos ha llegado que otros personajes populares también estudiaron allí, como el director de cine Alejandro Amenábar, que hizo allí la película ‘Tesis’, o Pepa Bueno, a quien han nombrado Alumna Ilustre junto a otros compañeros de profesión. 

Pero se pasa de puntillas o se oculta directamente el papel de personalidades y entidades católicas en el origen de esta institución. (ReL ya lo destacó al recordar el inicio de la Universidad Complutense -aquí- y de la Universidad Autónoma de Madrid -aquí). 

La propia web de la facultad lo deja bien claro: "La formación reglada referida a los estudios de Comunicación en sus distintas especialidades en España se remonta al año 1941, cuando se crea la Escuela Oficial de Periodismo, con sede en Madrid. Posteriormente, nacen el Instituto de Investigaciones y Experiencias Cinematográficas (1947), el Instituto de Periodismo del Estudio General de Navarra (1958), la Escuela de Periodismo de la Iglesia (1960), el Instituto Nacional de Publicidad (1964) y la Escuela Oficial de Radio y Televisión (1967)". 

Ángel Benito Jaén, el cofundador y decano

Uno de los indiscutibles próceres de la Facultad fue el sevillano Ángel Benito Jaén (1928-2020). Era doctor en Filosofía y Letras por la Universidad Complutense.

Ángel Benito Jaén, gran figura del periodismo español y de los estudios universitarios de periodismo

Antonio Fontán, catedrático de Filología y numerario del Opus Dei, que luego sería el primer presidente del Senado,  incorporó a Ángel Benito Jaén como periodista a la revista La Actualidad Española, dejándole al frente de la misma en 1956 al irse como docente a la Universidad de Navarra (universidad de la Prelatura del Opus Dei). Ángel Benito Jaén llegó después, en 1958 a esa universidad para integrarse en la puesta en marcha del Instituto de Periodismo de la Universidad de Navarra (1958-1971) que fue primer centro universitario europeo en integrar los estudios de periodismo.

Ángel fue, desde sus comienzos, su primer director y decano (1962-1971).​ También fue director de la revista Nuestro Tiempo, hasta 1972. En esa época desarrolló su "Teoría General de la Información’. Además, también participaría en la inauguración de la primera emisora universitaria española y segunda de Europa, tras la fundada por Emile Dovifat en Berlín en 1931. 

En 1971 se aprobó la ley que regulaba los estudios de Ciencias de la Información y consolidaba el periodismo como estudio universitario. Ángel Benito fue uno de los cofundadores de la naciente Facultad de Ciencias de la Información de la Universidad Complutense (UCM), profesor en ella (1971-1977) y decano hasta su jubilación (1981-1990).

En 1979 obtuvo la primera cátedra de Ciencias de la Información en Barcelona, y al año siguiente se hizo con la cátedra de Teoría General de la Información en la UCM.​ En 1981 fue elegido decano de la facultad de ciencias de la información de la UCM por votación directa de profesores, empleados y alumnos de la Universidad. Durante ese tiempo comenzó su colaboración con Prensa Española a través del Máster de Periodismo ABC-UCM.

Sus aportaciones al desarrollo académico e institucional de las Ciencias de la Comunicación en España son ampliamente reconocidas. Sus apuntes sobre Teoría General de la Información fueron la biblia de muchos periodistas actuales. Entre sus obras destacan: Introducción a la Teoría General de la Información, Guadiana, Madrid, 1973; La comunicación social, G. Blanco, Madrid, 1978; La socialización del poder de informar, Pirámide, Madrid, 1978; Ecología de la comunicación de masas, Eudema, Madrid, 1988; Prólogos a la Comunicación. Treinta años de investigación de los medios en España, Ed. Complutense, Madrid, 1994; La invención de la actualidad, Fondo de Cultura Económico, Madrid-México DF, 1995; Diccionario de Periodismo, Acento Ed., Madrid, 2001.​ Se le considera el gran propagador en España de las teorías sobre comunicación de Marshall MacLuhan  (que también era católico). 

Alfonso Albalá, poeta, novelista y periodista

Otro importante promotor protagonista del desarrollo de los estudios universitarios de periodismo fue el escritor, poeta y periodista Alfonso Albalá Cortijo (1924-1973). De profundas y acendradas creencias católicas, estudió Filosofía y Letras en la Universidad Central de Madrid, donde se licenció en Filología Románica. Trabajó como periodista en los diarios Informaciones y Ya. Fue profesor de la Escuela de Periodismo de la Iglesia y de la Facultad de Ciencias de la Información de la Universidad Complutense al crearse la misma.. Por eso, la primera promoción de esa Facultad llevó el nombre de "Promoción Alfonso Albalá". 

Alfonso Albalá Cortijo, poeta religioso, novelista, periodista y profesor de periodistas

Albalá fue ante todo poeta, ámbito en el que fue autor de una serie de libros de acendrada religiosidad alternada con el canto y contemplación nostálgica del paisaje extremeño de la infancia, en unos casos, o del amor y la exaltación de la mujer. Su ‘Poesía Completa’ se publicó después de su muerte e incluyó los poemarios ‘Desde la lejanía’ (1949), ‘Umbral de armonía’ (1952) y ‘El friso’ (1966), y los escritos inéditos ‘Sonetos de la sed y otros poemas’ (1979), así como algunos villancicos y poesías sueltas y el texto en prosa ‘Notas para un ensayo sobre la armonía’.

Como novelista se centró en sus recuerdos infantiles y de adolescencia en el contexto de la Guerra Civil, con obras como ‘Los días del odio’. Como periodista colaboró asiduamente en diarios y revistas, como Extremadura, Pueblo, Ya, Informaciones, El Español, Correo Literario, Ágora y Espiritualidad Seglar, y publicó algunos estudios sobre el lenguaje periodístico de utilidad docente. Como ejemplo de su sensibilidad religiosa ofrecemos la siguiente poesía de su autoría:

ESTE VERSO QUE HUELLA MI GARGANTA…

Este verso que huella mi garganta,esta voz que no es voz, esta voz muda,larva de voz que mi garganta anuda,¿por qué me hace llorar? ¿por qué no canta?

 ¿Por qué en mi corazón hoy no levantaeste verso su antena, y se denudade forma, y llena el pecho, y hace rudaesta voz que a su paso se adelanta? 

Este verso sin voz, ni prisionero,como brisa sin viento en la alameda,verso del corazón, su carcelero,punzante aguja de dolor, veredaque lleva hacia el Señor, desde mi otero,¿por qué se apaga y a mis voces veda?

Sonetos de la sed y otros poemas, 1979 (póstumo).

Ángel Herrera Oria: pionero de la formación de periodistas

Otro claro antecesor de la Facultad de Ciencias de la Información, como indica la web de la misma, fue el Instituto de Periodismo de la Iglesia, creado por Ángel Herrera Oria en 1960 para formar a los mejores periodistas para hacer los mejores periódicos.

Ya antes de la guerra civil, Herrera Oria había fundado en 1926 la Escuela de Periodismo El Debate , el primer centro de formación para periodistas de la historia de España.

Ángel Herrera Oria, aún laico, impulsor de El Debate y una escuela de periodistas ya antes de la Guerra Civil

En el Instituto de Periodismo de la Iglesia se formaron, de 1960 a 1971, figuras del periodismo como José Hervás, María Dolores de Asís Garrote, Rafael Ortega Benito, Fernando González Urbaneja, Lalo Azcona, Antonio Alférez o Manuel Campo Vidal, que aprendieron a hacer un periodismo en un ambiente de apertura y de tolerancia, respetando los argumentos de los otros y aceptando las críticas siempre que estuvieran respaldadas por un razonamiento serio contundente.

Cuentan quienes fueron alumnos o colaboradores de Ángel Herrera, que era capaz de romper delante de un redactor un artículo detrás de otro hasta que se llegaba a la perfección, o su enérgico rechazo a la censura y a que fuese sólo el Estado el que formase a los periodistas. Apoyaba el acceso de la mujer al periodismo para infundir “el genio femenino”, algo que sin duda logró. Impulsor y primer presidente de la Asociación Católica de Propagandistas, Ángel Herrera Oria llegó a ser cardenal de la Iglesia Católica.

Dice Fernando Bonete en un magnífico artículo: "Los Propagandistas…dignificaron un oficio que hasta entonces se había tenido en muy baja concepción, ejercido por arribistas de paso hacia la política, literatos sin blanca o personas en busca perpetua de sentido, cuyo ejercicio no exigía ni admitía una sólida formación académica, porque el periodista no “se hace”, si acaso “se nace”’.

Instagram

La Excelencia en Radio  …..

“La Señal que Comunica Como Iglesia”

El Santo Rosario

el que reza el rosario no le falta lo necesario …..

“La Señal que Comunica Como Iglesia”

La voz del Papa

Programas

En el Corazón de la Iglesia

Con el Padre Antonio Rojas, Martes  y Jueves de 8:30 am a 10 am 

Despierta Chamo...

Con Daniel Morales, los Martes  de 2 pm a 3 pm… 

Hablando Contigo

Un Programa de actualidad, música,Comentarios,noticias,salud,crecimiento personal y mucha  Evangelización. .Con Rosalinda Osorio y Denis Portillo, los Miércoles de 6 pm a 8 pm.

El y Ella en Comunión

Con  Anyi Gavidia y Felix Carrillo, los Viernes de 6 pm a  8 pm

En Ondas )))))))))))))

En Ondas Con Aleyner y Yeyner Ardila, los  Sábados de  9 am a 12 m…

Foro Abierto

Con Mariana Blanco y Eudes Blanco.

Mujeres en Todo

Con  Imelda Mora, los Miércoles de 10 am  a 12 m….

WhatsApp Image 2021-01-19 at 11.12.18 AM

Formación 3.0

FORMACIÓN 3.0, hacia la evangelización digital, el programa que te anima a conocer tu iglesia y tu fe. Con Alix Ramirez y Anibal  Chacòn los Jueves  de 10  Am a 12 m….

Hablemos de Salud

Con Yessica Segovia y   Josè Rosales, los Viernes de 9 am a 11 am…..

Dominicas En Accion

Es  un Programa formativo, espiritual,con  vivencias y acontecimientos diarios… Con  Sor Maria Auxiliadora, los Miércoles de 2 pm  a 4 pm….

Catequesis en Comunión

Directorio General de Comunión 97.5 fm

Gracias por hacernos parte de ti…………

Ubicanos

Dirección:

Curia diocesana,Sector la Inmaculada Calle 7, detrás del Catedral de El Vigía 

Contactos

Teléfono: ( 0275 ) 8817021

Correo: comunionfm975@gmail.com

“La Señal que Comunica Como Iglesia”

Aliados Comerciales

asociaciones

Lugar

Diócesis de El Vigía – San Carlos del Zulia

Contactos

Diseñada por: Aleyner Ardila Reyes

© Copyright 2020  Comunión Fm. Derechos reservados .